Algunas técnicas para agrandar el tamaño del pene

Aquí os dejo un artículo que ha escrito un gran amigo mío, espero que os guste:

¿Como entendemos el sexo?

¿Como un comportamiento natural del ser humano?, ¿Cómo una intensidad que emana por justicia corporal?, yo creo, que, es una mezcla de todo. El sexo si lo conocemos como un pasado, hombres y mujeres, no somos perfectos, es decir que no existe el ser asexuado por antonomasia.

 

Desde que nacemos, nuestros padres, deben y tienen la obligación de explicarnos la sexualidad totalmente abierta, sin que este abigarrada, solo tomarla como la naturalidad y el gesto más amable del ser humano (Sin pretender a generalizar). La sexualidad es tan maravillosa por qué se va convirtiendo en una especie de continuidad, de esponja, que va guardando o absorbiendo todos esos pensamientos que se van a alimentar en un futuro.

 

Claro que las diferencias entre una mujer y hombre existen y deben de existir, de esas diferencias nace la atracción que es importante en la sexualidad; el deseo de tener a alguien en nuestras “manos” (en el buen sentido de la palabra); la excitación de ver un buen trasero torneado o unas piernas bien formadas; el placer de susurrarle en el oído a esa mujer que amas cuando le estás haciendo el amor o sentir el pecho de ese hombre que vuelve loca a la mujer, de placer hasta dejarla inconsciente.

 

Existen de todo tipos de gustos en la sexualidad, una persona heterosexual la conocemos como alguien que le gusta una persona de su sexo contrario y a una persona que es homosexual la conocemos como una persona que le gusta alguien de su mismo sexo, si algo tenemos que tener en claro es que la sexualidad siempre tiene que ser respeto ante los gustos de cada quien. Y con el paso de la vida vamos ir avanzando, es decir, nuestra relación erótica va a ir evolucionando, es por eso que necesitamos conocernos, porque es evidente que cuando tenemos relaciones sexuales a la edad de 18 o 20 años es muy diferente que cuando lo haces a los 25 o 26 años, nuestra mente, alma y cuerpo, ya están en un estado que puede sobrellevar una “Buena” relación sexual.

 

Tanto la relación sexual como la sentimental pueden salir de alguna manera, mal. Lo importante no es como salgan las cosas, lo importante es la vivencia, sentir que de alguna manera triunfamos aunque no sea así, pero la vivencia, la experiencia, nadie te lo quita. Con el tiempo, queda la experiencia, y la erótica va adquiriendo y comprendiendo que se quita y que resurge de alguna manera más activamente.

 

Si nos dirigimos a el hombre, es una parte importante (aunque algunas mujeres no lo quieran aceptar, pero saben que si importa) el tamaño del pene del hombre, sabemos que la mujer en ocasiones puede fingir un orgasmo, porque no quieren hacer sentir mal o herir de alguna manera, a su hombre. Dicho  sea, la verdad es que si importa el tamaño del pene, la satisfacción es mucho mayor (También depende como se mueve el hombre, como se siente y hace sentir a la mujer).

 

Existen formas o ejercicios para agrandar el pene y esto no es para que los hombres se avergüencen, ni para que apliquen a realizarse operaciones o cirugías que son muy caras o costosas. Al contrario, es para mantener una vida sexual más placentera y activa. A continuación podrán leer algunos ejercicios que pueden realizar los hombres para mantener una vida sexual más satisfactoria.

 

Cuando se va a comenzar a realizar los ejercicios para alargar el pene, es importante que estén conscientes de que no debe de sentirse dolor, y seguir al pie de la letra las indicaciones de estos ejercicios.

 

Para realizar los ejercicios se tiene que tener el pene semi-erecto, no hay que presionar mucho el pene, no se debe de realizar los ejercicios con el pene erecto en su totalidad. Para realizar estos ejercicios es muy importante tener lubricado el pene, para eso existen muchísimos lubricantes sexuales.

 

La técnica para ejercitar el pene es la siguiente: Con los dedos pulgares  e índice se deben de colocar a los lados del pene, ya que estas en posición debes de empezar a mover de abajo hacia arriba, desde la base del pene hasta la punta se debe de ejercitar y brindar movimientos constantes. Y de nueva cuenta repito, estos ejercicios no deben de doler, en el primer signo que les dicte su cuerpo es momento de que paren.

 

Estos ejercicios los tienen que realizar por un mes, con cuatro días de descanso, el descanso es muy importante para que se pueda ver un cambio, y sobre todo ser paciente, y dedicar el tiempo necesario. El desempeño del pene tiene mucho que ver con el sentir del hombre, con su autoestima, van de la mano. Y la felicidad de una pareja siempre va a residir en una vida sexual satisfactoria en conjunto con amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *